Cómo y por qué trabajar juntos

¿CÓMO TRABAJARíAMOS JUNTOS?

MÍ REGALO PARA TÍ: LA PRIMERA VISITA

Mirar sólo números en un despacho no es mi manera de entender cómo funciona tu negocio, lo que es imprescindible para el éxito.

He hablado de implicación de ambas partes para conseguir el objetivo buscado. Necesitaré que me enseñes lo que haces o hacéis… y eso es un tiempo que me tienes que dedicar, que NOS tenemos que dedicar.

Además, será importante que me conozcas un poquito más, saber si esa confianza que vas a depositar está en “buenas manos”.

Por esto y mucho más, te regalo la PRIMERA VISITA.
No es solo una visita comercial. Iremos al grano; hablaremos del negocio, necesitaremos algún número que nos oriente, y por supuesto, podrás preguntarme lo que quieras, y si puedo darte ideas desde el minuto uno, GENIAL.

Con lo observado, los datos que me facilites, y ya en mi “base de operaciones” llega el momento del primer análisis, marcar los objetivos de nuestra colaboración, y proponerte una agenda y un precio.

Mi base de operaciones está en ZARAGOZA (España). Si me estás leyendo en algún lugar muy lejano, evidentemente esta “PRIMERA VISITA” será por videoconferencia, correo electrónico, etc.

Si quieres que vaya en persona, no te preocupes, ¡lo intentamos!

Sólo nos queda una cosa… Ponernos a trabajar juntos!

PRESENCIAL

Bueno, no puedo negar que me apasiona visitar en primera persona la empresa en la que vamos a trabajar juntos. Observar, hablar con las personas implicadas, captar esas ideas que a veces están en el aire, pero no se verbalizan y mucho menos se ponen en práctica.

ON LINE

En la medida de lo humanamente posible, siempre querré intentar conocernos en persona, pero quizá te resulte más práctico hacerlo on line, por SKYPE. NO HAY PROBLEMA. Al igual que con la visita física, buscamos un hueco en la agenda, y ¡hablamos! También podemos estar cerca gracias a la tecnología.

MIXTO: PRESENCIAL + ON LINE​

Esta opción me parece muy interesante. Podemos ahorrar costes (tiempo, desplazamientos, etc.) y con ello ser más eficientes. Ambos ajustaríamos al máximo el tiempo que nos dedicamos y yo podré ajustar el precio por el que podemos colaborar.

¿Has visto una necesidad?
¿O un problema?
¿O una oportunidad de mejora?

¡FELICIDADES!
¡Eso es una gran noticia!

Trabajemos o no juntos, me hace muy feliz que estos minutos que has dedicado hayan servido para algo tan importante. ¡Has encendido el foco!

Pero… ¿y la práctica? ¿Y ponerlo en marcha en tu negocio? Quieres soluciones.

Teorías hay muchas, libros, prensa, en internet tienes miles de webs, videos, podcast… pero no tienes tiempo para leer o investigar, ¡con el día a día ya vas hasta arriba!

Si, además, quieres todas o algunas de las soluciones que te propongo, estoy a tu disposición, PERO eso no será gratis, y lo entiendes perfectamente, verdad?

Y no solo por el esfuerzo económico que tendrá que hacer la empresa para contar con nuestra ayuda, si no por el compromiso firme por tu parte para lograr el resultado esperado. Si no lo hacemos juntos, no funcionará. Habrás perdido una cantidad más o menos importante de dinero, y el tiempo de ambos.

Me hubiera gustado poner aquí precios… Pero sería incompleto y probablemente, muy lejos del presupuesto definitivo y ajustado a tu empresa.

Al igual que tu negocio  tiene sus particularidades, también tiene unas necesidades concretas.
De entrada puedes pensar que lo necesitas y quieres TODO y YA… ERROR

Hay que ser sensato, si me permites el término; o práctico, como me gusta más decir a mí, por eso definiremos las necesidades de tu empresa y plantearemos un plan de acción a tu medida.

Por todo esto (y por otros motivos que te están viniendo a la cabeza), si al menos quieres intentarlo…

¿Has podido ver todo lo que hacemos?

Si no lo has hecho, échale un vistazo!!